Disney, Walt Elias (1901-1966)

Walt Disney
Walt Disney

Walt Disney era un hombre dado al sentimentalismo cuyo rígido concepto de Estados Unidos a veces afloraba de forma un tanto siniestra en su trabajo. El inventor y la voz de Mickey Mouse también creó desenfadadas películas de corte propagandístico como Victory Through Airpower y en 1947 declaró ante el Comité de Actividades Antiamericanas con el fin de dar a conocer los nombres de empleados suyos que según él eran comunistas: “Considero que tienen que salir de sus escondites para que todos los valores que forman el estilo de vida americano puedan seguir adelante sin la lacra del comunismo”. Entre 1942 y 1943, el 95% de los trabajos realizados por Disney Studios era por encargo del gobierno de Estados Unidos y el propio Disney se enorgullecía de que The New Spirit resaltase la importancia de hacer la declaración de la renta.

Walt Disney nació en Chicago y abandonó sus estudios con 16 años para ir a conducir ambulancias de la Cruz Roja en Francia. Regresó en 1919, recuperado de la gripe que había contraído durante la gran epidemia. Walt comenzó a dibujar y creó una pequeña empresa llamada Laugh-O-Gram Films antes de trasladarse a Hollywood. Una vez allí creó a Oswald, el conejo afortunado, seguido de Mickey Mouse, este último con sonido. Walt Disney en seguida supo reconocer la importancia del sonido a la hora de hacer más reales las películas de dibujos animados y los documentales sobre la naturaleza. También fue un pionero en el uso del Technicolor, lo que le valió un Oscar por Flowers and Trees en 1932. Todo esto le llevó a crear un largometraje de dibujos animados: Blancanieves y los siete enanitos, que se estrenó en 1937. Los beneficios se contaban por millones y Disney decidió abrir oficinas valoradas en 3 millones de dólares que producirían los ya conocidos dibujos de Disney.

Tras la guerra retomó las producciones de éxito, pero continuó realizando películas educativas como las que hizo sobre la NASA con la colaboración del ex nazi Wernher von Braun, inventor del cohete V2.

Disneylandia, seguida de otros parques temáticos, abrió sus puertas en 1955 en Anaheim, California (EE. UU.). Quizá estos parques contribuyeron a que Walt concibiese lo que él llamó EPCOT (Experimental Prototype Community of Tomorrow), aunque falleció antes de poder ver los resultados.