El transporte marítimo

transporte_maritimo

Transporte Marítimo

El transporte marítimo es el medio de transporte de mercancías más antiguo, lo que hace que presente unos usos y reglamentaciones muy diferentes a las de los demás medios de transporte.

Aspectos legales

El transporte marítimo se regula a través de un conjunto de normas redactadas en 1921 conocidas como Reglas de la Haya. Comenzaron a aplicarse en 1924 con la firma por parte de un grande número de países del Convenio de Bruselas de 1924.

En 1968 el Comité Marítimo Internacional redactó un protocolo conocido cómo Reglas de la Haya-Visby, que supone enmiendas a las reglas de la Haya.

Posteriormente, en 1978, se redactó el Convenio de las Naciones Unidas sobre Transporte Marítimo de mercancías conocido cómo Reglas de Hamburgo que el Estado Español aun no ratificó.

El criterio general para la aplicación de estos convenios es el origen o destino de la mercancía en un estado contratante, o cuando así lo convinieron las partes.

Las responsabilidades del transportista por pérdida o daño está limitada a la cantidad de 666,67 DEG por bulto o unidad o a 2 DEG por cada kilogramo de peso bruto de mercancía perdida o dañada, cualquier que resulte superior aunque el transportista quedará exonerado entre otras por causas de fuerza mayor, desastres naturales y robo.

En la práctica, presentar reclamaciones por daños contra las compañías navieiras se convierte en un proceso complicado y costoso. En la mayoría de los casos se trata de compañías ubicadas en otros países y hasta en otros continentes, para lo cual puede ser necesario recurrir a expertos en derecho marítimo. Por este motivo es muy recomendable contratar un seguro para la mercancía que cubra los riesgos del transporte.

Documentación

El Bill of Lading o conocimiento de embarque, es el principal documento de transporte empleado en el campo marítimo. Es un documento singular por su triple función. Lo emplearemos cómo:

  • Recibo de las mercancías embarcadas.
  • Prueba del contrato de transporte, cuyas condición suelen figurar al dorso.
  • Documento acreditativo de la propiedad de la mercancía transportada. Esto significa que nos permite la venta de la mercancía durante el tiempo que esta se encuentra viajando.

Como exportadores, el conocimiento de embarque será nuestra prueba ante los clientes de que embarcamos las mercancías solicitadas. Nos lo exigirán los bancos para el cobro de los créditos documentarios.

Como norma general el transportista sólo entregará la mercancía al importador contra presentación del conocimiento de embarque original, aunque existen variantes de este documento que permiten la entrega automática sin originales siempre y cuando cómo exportadores lo autoricemos.

Contratación

Dentro del transporte marítimo podemos optar por dos opciones, según las necesidades que tengamos en el momento:

  • Navegación libre: la desarrollan los denominados buques tramp (vagabundos en inglés). Es el servicio que nos ofrecen buques sin itinerario fijo, que van transportando cargamentos entre puertos según sean contratados en cada momento. Los buques dedicados a la navegación libre transportan, en general , grandes cargamentos de pocos cargadores. Se trata casi siempre de mercancías a granel (petróleo ,carbón , soja o pescado congelado) o de maquinaria de grandes dimensiones para proyectos industriales. Pactar un flete según esta modalidad dependerá de la oferta y la demanda puntual. Los corredores de fletes, llamados en inglés shipbrokers, son los profesionales que actúan como intermediarios entre los cargadores y los operadores de los buques. Se encargan de localizar el buque idóneo y de plasmar las condiciones acordadas entre las partes en el contrato de transporte, que en este caso se denomina póliza de fletamiento.
  • Líneas regulares: los buques de línea regular tienen un itinerario fijo y público, con salidas frecuentes y espaciadas de forma regular. Nos permiten el envío de mercancías en cantidades mucho menores que las que se transportan en navegación libre y un mismo barco puede transportar mercancía de miles de cargadores. Cada uno pagará en función del espacio utilizado. En la actualidad la mayor parte de los buques de línea regular se dedican al transporte de mercancías containerizadas.

En la mayor parte de los casos, los fletes de las líneas regulares son acordados por los grupos de armadores que sirven una determinada zona, en lo que se conoce como conferencias de fletes.

Tarifas

El pago del servicio de transporte de mercancías por vía marítima se realiza mediante el abono al porteador de una cantidad llamada flete. El flete que nos vayan a cobrar depende de la cantidad y forma en que las mercancías son transportadas , del origen y del destino. Además en el transporte marítimo deben considerarse los gastos de las operaciones portuarias entre los que se encuentran la carga y descarga del buque y la estiba y desestiba (los movimientos de la mercancía dentro del buque), que pueden estar incluidos o no en el precio del flete.

Transporte de mercancías en contenedor

Un contenedor es un recipiente o caja especialmente construido para permitir el transporte de mercancías como una unidad. Las ventajas del uso de contedores son:

  • La mercancía sufre menos manipulaciones, reduciendo los costes y tiempos de carga y descarga.
  • La mercancía viaja más protegida. Disminuiremos así el riesgo de daños, robo y el coste de los embalajes necesarios para el transporte.
  • Permite la utilización de buques muy efectivos y rápidos con gran capacidad de carga.

En el envío de las mercancías containerizadas también existe la comercialización como cargas completas y en grupaje:

  • El grupaje marítimo, también llamada LCL (less than container load) se utiliza para envíos pequeños en los que queremos pagar solo por lo espacio utilizado. Pagaremos los fletes por volumen o tonelada ( facturaremos el que resulte mayor). Normalmente tendremos que pagar cómo importe mínimo una tonelada. Los servicios LCL sólo son comercializados por transitarios.
  • El envío en contedor completo, también llamado FCL (full container load). En esta modalidad pagaremos por unidad de colector enviado. Se pueden contratar a través de los transitarios que seleccionan entre todas las navieras del mercado o directamente a los agentes de las navieras que trabajan captando carga sólo para su empresa.

El envío de mercancías containerizadas exige que conozcamos los tipos de contedores existentes y sus dimensiones con el fin de solicitar y seleccionar el tipo apropiado y optimizar los envíos, ya que cómo pagamos por contedor el tamaño del pedido deberá adaptarse a las dimensiones y espacio disponible.

Ventajas y desventajas del transporte marítimo

Sus ventajas son:

  • Bajo coste.
  • Permite el movimiento de grandes volumes de mercancía.

Principal desventaja:

  • Lentitud

El transporte aéreo

Avión de Carga

Avión de Carga

El transporte aéreo es el medio de transporte de más reciente desarrollo, y por lo tanto el más moderno. Este hecho repercute en una contratación sencilla, con gran presencia de las nuevas tecnologías y con procedimientos informatizados y estandarizados a nivel mundial. Tarifas, destinos y vuelos se encuentran recogidos en publicaciones internacionales, que podremos consultar de forma inmediata vía Internet o con una simple llamada a nuestro agente de carga o transitario.

A pesar de esta sencillez operativa, su alto coste convierte la gestión del transporte aéreo en un aspecto muy sensible dentro del sistema logístico donde un error puede significar importantes consecuencias económicas.

Ventajas y desventajas de el transporte aéreo

Ventajas:

  • Rapidez
  • Agilidad en la tramitación administrativa
  • Menor riesgo de daños a la mercancía. Es el medio de transporte con menor índice de siniestralidad.

Desventajas:

  • Alto coste
  • Limitación de peso y volumen de las mercancías. Limitaciones también derivadas de la capacidad de carga total del avión y por las dimensiones de las puertas de las bodegas.

El transporte aéreo, por su alto coste y sus limitaciones de capacidad, es apropiado para:

  • Envíos de pequeño tamaño
  • Mercancías perecederas
  • Mercancías de alto valor
  • Envíos urgentes

Aspectos legales

El transporte internacional aéreo está regulado por los convenios de Varsovia (1929 ), de la Haya (1955) y de Montreal 1999. El convenio de Montreal constituye una actualización del Convenio de Varsovia sobre todo en lo que se refiere a la limitación de responsabilidad del transportista aéreo que se establece en 17 Derechos Especiales de Giro por kg.

Dentro del transporte aéreo tiene especial relevancia a Asociación Internacional del Transporte Aéreo ( IATA ) que es una asociación empresarial dedicada al desarrollo del transporte comercial aéreo con, entre otras, las siguientes funciones:

  • Unificación de las tarifas
  • Nombramiento de agentes de carga aérea
  • Normalización de la documentación
  • Documentación

El contrato de transporte en el transporte aéreo es el conocimiento aéreo (Air Way Bill o AWB). El Awb no es un título valor de la mercancía y, por tanto, no puede ser endosado. Lo utilizaremos cómo:

  • Prueba del contrato de transporte
  • Recibo de entrega de las mercancías
  • Certificado de seguro cuando este fue contratado por la propia compañía aérea

Contratación

Si precisamos contratar transporte aéreo lo mejor será que lo hagamos a través de los agentes de carga IATA, normalmente transitarios que trabajan con todas las compañías aéreas, seleccionando las más apropiadas para cada embarque. También podemos contratarlo a través de los agentes de las propias compañías aéreas, que captan carga para una única compañía.

La función de los agentes IATA es asegurar que el envío se realiza de acuerdo con las normas IATA. Dado el volumen de carga que manejan, pueden conseguirnos de las compañías aéreas tarifas más reducidas. La otra ventaja que nos ofrecen es que pueden consolidar envíos de varios clientes obteniendo tarifas más bajas.

La carga aérea puede transportarse en aviones de pasaje o en cargueros, aviones dedicados exclusivamente al transporte de mercancías. En el caso de mercancías transportadas en aviones de pasaje, aunque estos tienen una frecuencia mayor de salidas que los cargueros, hay que tener en cuenta que los equipajes del pasaje tienen preferencia sobre la mercancía y que las condiciones atmosféricas también influyen en la capacidad de carga de los aviones.

Tarifas aéreas

Al igual que en el transporte marítimo, las tarifas aéreas se calculan en función del peso y volumen de la mercancía, aplicando el baremo que resulte más ventajoso para el transportista en función de un factor de conversión peso/volumen que dará como resultado el peso tasable (chargueable weight) . Sobre este peso tasable nos aplicarán la tarifa también conocida como flete aéreo por kg. de carga enviada. El importe por kg. en la tarifa disminuye la medida que se aumenta el peso del envío. Además se establecen tarifas diferentes en función del tipo de mercancías. Hay descuentos, como como por ejemplo para los envíos de los periódicos, o recargos, como en el transporte de animales.

En el transporte aéreo también tenemos que tener en cuenta otros gastos: la tramitación de la documentación, la manipulación aeroportuaria y recargos que pueden aplicarse al flete aéreo (recargo de combustible o la tasa de seguridad).

Si tenemos que transportar mucha mercancía de manera urgente, tenemos también la posibilidad de contratar la capacidad total de un avión. En cuyo caso nos aplicarán unas tarifas al margen de las de la IATA, las charter rates, y que sólo dependen de oferta y demanda.